¿Cómo se ve un lugar de trabajo ágil en la práctica?

En el mundo empresarial, la palabra "ágil" se encuentra con mayor frecuencia cuando se habla de gestión de proyectos. La gestión ágil de proyectos conduce a la flexibilidad y permite cambiar la dirección del trabajo a mitad de camino. El aumento de la flexibilidad es también la idea principal de un enfoque ágil del lugar de trabajo.

Un lugar de trabajo ágil tiene como objetivo brindar a los empleados la gama más amplia posible de opciones sobre dónde, cómo y cuándo trabajar. También se valora la colaboración, donde se derriban los muros invisibles (y visibles) entre subordinados y superiores. Entonces, ¿en qué consiste un lugar de trabajo ágil y cómo es la transición de un modelo de trabajo clásico a uno ágil?


Los elementos más importantes de un lugar de trabajo ágil incluyen:

La accesibilidad

Los empleados deben poder acceder a la mayor cantidad de espacio posible en la oficina y elegir el lugar más adecuado para sus actividades actuales. La accesibilidad en el diseño se logra mediante la zonificación visual del espacio abierto y el uso inteligente de particiones, que brindan privacidad pero no convierten la oficina en una secuencia de pequeños cubos.

Ergonomía

Los entornos incómodos o los muebles poco ergonómicos siempre disminuirán la productividad de los empleados. Un entorno ágil debe ser flexible, pero siempre es clave tener en cuenta la comodidad de todos los que utilizan el espacio. El dinero ahorrado en comodidad se desperdiciará en la productividad de los empleados.

Apoyo a la creatividad

El enfoque ágil viene con un énfasis en la creatividad, que debe reflejarse en el entorno de la oficina. Por ejemplo, se deben poner a disposición diferentes herramientas (pizarrones, elementos interactivos) que permitan a la oficina apoyar la creatividad con un aspecto lúdico (solo en algunas zonas, por ejemplo).

Tranquilo para trabajar

Algunas actividades requieren la máxima concentración. Por lo tanto, lo ideal es que haya varios lugares donde el ruido u otras distracciones no se inmiscuyan. Puede ser una sala separada o cabinas acústicas especiales.

Adaptabilidad

Si las instalaciones de la empresa son pequeñas, se puede crear un entorno ágil gracias al mobiliario modular. De esta manera, las secciones individuales se pueden utilizar durante el día tanto para el trabajo tranquilo como para la relajación compartida o la lluvia de ideas.

Los beneficios de un enfoque ágil


Mayor satisfacción de los empleados

Los empleados satisfechos son productivos y leales. En un estudio de formas arquitectónicas realizado por Gensler, se mostró una relación directa entre la satisfacción de los empleados y la flexibilidad de su entorno laboral. Las empresas que eligen un enfoque ágil para el lugar de trabajo pueden ahorrar dinero a largo plazo al encontrar candidatos adecuados, capacitar a nuevas personas y otros gastos asociados con una rotación de personal más frecuente.

Más colaboración entre colegas

Un enfoque ágil enfatiza la colaboración como un valor central. La comunicación abierta es la clave para un mejor funcionamiento de todos los departamentos de la empresa. Un lugar de trabajo más flexible anima a los colegas a reunirse e intercambiar ideas.

Huella de carbono más pequeña

Los lugares de trabajo que están diseñados para ser ágiles desde el principio a menudo requieren menos espacio de oficina. Como resultado, la empresa ahorrará en alquiler, energía y varios costos asociados con el funcionamiento de la oficina. Esto también reducirá el impacto en el medio ambiente, algo que muchos empleados aprecian en la actualidad.

Para leer el artículo completo, visite Capexus

https://www.capexus.cz/en/blog/what-does-an-agile-workplace-look-like-in-practice

Autores de las fotografías: Rastislav Blaško, Actiu